top of page

08X08X13

Ya pasaron las fiestas. Ahora hay baratas. Estoy en un centro comercial. Me asustan. La gente de adentro también. Estoy sentada frente a una tienda de la cual su nombre no puedo ni pronunciar. Quasi-vacia. La enmarca un letrero color leche que anuncia un descuento del 50% en todas las sandalias. También habrá un restaurante que de casualidad me sirva un platillo con un atractivo descuento cuando la comida ya está podrida? Emoción. La gente compra y sonríe. Que no sabrán que la fórmula es al revés? Justo cuando se acaba el verano sueltan las sandalias al 50%. Básicamente cuando ya no nos sirven. Una invitación a comprar basura disfrazada de ganga.

Kommentare


bottom of page